Huerto de Las Flores en Agaete Gran Canaria

Manhattan Chess Club

                                     

Participantes del Torneo de Nueva York de 1927 jugado en el
Manhattan Chess Club


    El famoso Manhattan Ches Club se fundo en 1877 en la ciudad de Nueva York y cerró sus puertas en 2002, algo que nadie imagino siendo el segundo club más antiguo de los Estados Unidos y el tercero a nivel mundial. Sin embargo, era el más famoso por los eventos que organizó en un principio y las figuras que lo visitaron, entre los que se encontraban varios campeones mundiales y jugadores de la élite mundial, sin olvidar que de su seno surgió el mítico Bobby Fischer.

Bobby Fischer en 1971 jugando un torneo de partidas rápidas
en el Manhattan Chess Club contra Soltis.

    En sus paredes se disputó las primeras partidas del primer campeonato mundial de ajedrez entre Wilhelm Steinitz y Johannes Zukertot celebrado en tres ciudades norteamericanas (Nueva York, San Luis y Nueva Orleans) en 1886. También se disputo en el Manhattan Chess Club el campeonato mundial de ajedrez 1890/1891 entre el campeón mundial Wilhelm Steinitz y el retador Isodor Gunsberg, resultando vencedor Steinitz. Las primeras partidas del match del campeonato mundial de 1894 (Nueva York, Filadelfia y Montreal), entre el campeón Steinitz y el retador alemán Emanuel  Lasker, también se disputaron en el afamado club neoyorquino, resultando vencedor Lasker y proclamándose nuevo campeón mundial. 
Antiguas instalaciones del Manhattan Chess Club en 1898.
    Pero aparte de estos tres campeonatos mundiales el club organizó los dos torneos internacionales de Nueva York de 1924 ganado por Emanuel Lasker y el de 1927 ganado por José Raúl Capablanca. Y anualmente organizaba torneos de menor jerarquía y varios campeonatos de los Estados Unidos.
    Fue el último lugar que vieron los ojos del cubano José Raúl Capablanca quien le dio un derrame cerebral (apoplejía)  mientras observaba una partida jugada entre dos aficionados.
     Fue sin duda a través de más 125 años la cuna del ajedrez norteamericano, los grandes jugadores estadounidenses se daban cita allí, así como grandes figuras del ajedrez mundial. ¿Cómo se puede explicar el cierre de un club tan prospero? La respuesta se debe a que el club dependía de algunos socios mecenas de Wall Street, que daban grandes aportes para el sustento del club, pero eran avanzados en edad y fueron falleciendo, negándose los herederos continuar aportando donativos para el club, por lo que no le quedo más remedio en cerrar sus puertas en el 2002 ante una demanda de desalojo de su última sede ubicada en el 8ª Avenida y la calle 34ª de Nueva York. 
    De esta manera desapareció uno de los iconos del ajedrez mundial, sin que nadie en la ciudad de Nueva York tratara de salvarlo... El ajedrez es muy bello, pero carece de dolientes.

Comentarios