Huerto de Las Flores en Agaete Gran Canaria

EL POBRE PERIODISMO ESPAÑOL


      El periodismo español está orientado en la actualidad a un parcialismo político, poca objetividad y el ostracismo con el acostumbran a ocultar la información, al omitir las declaraciones de líderes políticos de un determinado partido opositor o de personalidades que les quitan el derecho a expresarse a través de los medios, desembocando en una amplia tergiversación de la información.

       Mentir y enmascarar la verdad va en contra de la ética periodística, pero en España, eso parece no importar, se hace con el mayor cinismo en los medios de comunicación que se ha transformado en algo normal. 

      Ahora bien, no es sólo la falta de objetividad, también uno de los hechos más lamentables que vemos a diario en los diferentes medios de información es el pobre lenguaje del periodismo español, en especial en los noticieros, en los que emplean palabras y términos jurídicos  inadecuadas. 

       Por ejemplo, ante un asesinato de una mujer suelen decir, otro caso de violencia machista, en lugar de llamarlo por su nombre conyugicidio. A una violación colectiva se le llama la manada, un termino que el DRAE no establece en el diccionario.

        Pero no sólo es el lenguaje y exclusivo del periodismo televisivo, el periodismo en general en España se encuentra en una fase de franca decadencia, como lo podemos apreciar en la falta de investigación, creatividad y busca de la verdad.

       La falta de objetividad llega al extremo en la cobertura de la guerra de Ucrania, en la que si bien es condenable la invasión y las masacres que está haciendo el ejército ruso contra los civiles ucranianos, no es menos cierto que lo que se transmite en los medios es una especie propaganda de guerra a favor de Ucrania, cuando en una guerra las atrocidades no las comete un solo bando, las cometen ambos bandos. Se llega al extremo de llamar a los mercenarios -combatientes a sueldo- brigadas internacionales, y el armar a Ucrania con armamento altamente sofisticado, material de defensa. Igual sucede con el empeño de demostrar que Ucrania es un país pacífico, nunca lo fue, desde los tiempos de la URSS fue una zona soviética militar por excelencia porque colinda con Europa central, al punto que cuenta con varias centrales nucleares, un enorme ejército y bunkers antinucleares en sus principales ciudades. 

      Otro hecho que deja mucho que desear del periodismo español es el ocurrido en estos días con el cambio de postura por parte de España con respecto al Sáhara, la cobertura ha sido ambigua, sin entrar a denunciar las graves consecuencias que puede tener para la soberanía marítima de las islas Canarias. 

        En fin, vemos cómo los programas y las cadenas responden a intereses del gobierno, el periodismo investigativa no existe, la mayoría de los periodistas se encuentran en el paro, sin oportunidades de ejercer el periodismo, lo que presagia un futuro cada vez más oscuro para el periodismo español. 
 
 

Comentarios