LA PRIORIDAD ES VENEZUELA por Arturo Molina

El estado de indefensión aprendida por Raúl Ochoa Cuenca


 Por Raúl Ochoa Cuenca

Entre otros crímenes de lesa humanidad que la dictadura venezolana practica con mucha efectividad, es el de mantener a los detenidos desde el mismo inicio del proceso en estado de indefensión. Decirles más con hechos que con palabras, que no podrán salir de ese hueco al menos que confiesen, lo hecho y lo no hecho, por lo tanto el detenido bajo secuestro puede olvidarse de un abogado de su confianza, recordando que ellos están al corriente de su hija, sin detallar si también la detuvieron o no y con una risita picarona el torturador encargado del interrogatorio le dice que su hija es ella es muy bella y atractiva.

En la Corte Penal Internacional o CPI existen centenares de denuncias por violencia sexual. solo imaginemos por un minuto el estado de ánimo de un detenido que en el primer interrogatorio le hacen comentarios como podría ser ese al que nuestra fantasía hace referencia. Solo imaginemos por un instante la desesperación, el temor y el sufrimiento para un ser humano que esta práctica produce. Eso, no nos quepa la menor duda, es exactamente un crimen de lesa humanidad.

Esta atrocidad la vemos diariamente en la Venezuela de Maduro y de Gramcko, la de Delcy y la de Tarek. Sin importar si son hombres de bien, de mujeres o de ancianos, nada importa y hoy desde hace ya 25 días lo estamos observando con dos honorables venezolanos: la profesora Rocío San Miguel y el coronel Av (R) Alejandro Gonzalez de Canales.

Esta tortura, la de crear el estado de indefension total y absoluta, su practica esta en constante crecimiento, sin olvidar que el grupo de torturadores, como aquellos de la Division de Asuntos Especiales de la Direccion de Contra inteligencia Militar esta mejorando sus tecnicas de amedrentamiento, utilizanndo la indefension como una accion preventiva al hacerla publica, la cual segun policias venezolqanos en situacion de retiro o exiliados por el mundo, advierten que esta practica ha aumentando de forma exponencial durante los ultimos años, siendo este un hecho de gran importancia, no solo por lo que produce en el ánimo de los detenidos, ya que al hacerla pública y no negarla va dirigida especialmente hacia aquel segmento de la población que aún mantiene un sentimiento de compromiso para el mejoramiento de su pais.

Podríamos afirmar que es un perverso mensaje que la dictadura envia: Nos importa un pepino si son personas de alto nivel intelectual o mediático: Esto es lo que les ocurre a aquellos que osen traspasar el límite que solo yo, dictador, se cual es, imaginate si se trata de un ciudadano desconocido y sin recursos. Pero a fin de discernir sobre este atroz crimen les propongo que veamos la definición que ofrece el Diccionario panhispánico del español jurídico de este flagelo:

“Situación en que se coloca a quien se impide o se limita indebidamente la defensa de su derecho en un procedimiento administrativo o judicial, anulando o restringiendo, total o parcialmente, sus oportunidades de defensa. Puede causarse por irregularidades procesales de suficiente entidad en las que no intervenga culpa o negligencia de quien alegue indefensión. Da lugar a la nulidad de lo actuado y es motivo para recurrir las resoluciones judiciales y también las administrativas”.

El abogado de la activista venezolana Rocío San Miguel, Dr Joel Garcia, denunció que la profesora está detenida en “total indefensión”. La profesora Rocío San Miguel y su ex pareja el Coronel Av (R) Alejandro González De Canales, están incomunicados desde hace 24 días sin tener acceso a la necesaria y obligatoria defensa jurídica, por abogados designados en total libertad por las personas detenidas.

Me ha parecido conveniente exponer un caso de indefensión individual que actualmente está ocurriendo, como anotaba al inicio, en relación a las personas antes mencionadas, no obstante la notoriedad de ellas, para pasar al desarrollo de lo que los científicos sociales llaman la indefensión aprendida, ¿Qué es la indefensión aprendida ?

La indefensión aprendida, también denominada por algunos expertos como impotencia aprendida, es un término utilizado en psicología para hacer referencia a aquellos seres humanos que han "aprendido" a comportarse de forma pasiva ante todo tipo de problemas. Por lo general, estas personas sienten que son incapaces de hacer nada ante ellos a pesar de que, ante sí, tienen multitud de oportunidades auténticas para cambiar la situación. De este modo, lo que esperan es no tener que enfrentarse a situaciones desagradables o, en su defecto, obtener recompensas positivas.

¿Por qué surge la indefensión aprendida?

Habitualmente, este problema psicológico surge cuando un sujeto se ha enfrentado en repetidas ocasiones a determinadas situaciones sin que sus actos hayan conseguido surtir el efecto que realmente querían. En el caso de Venezuela las marchas de protestas en el 2014, en el 2017 y posteriores, lo que termina en una sensación de impotencia y en la percepción de que aquello que les rodea es incontrolable y que, por lo tanto, lo mejor es no hacer nada. De hecho, hasta cuando el resultado es el deseado, el sujeto tiende a pensar que no se ha producido por las acciones llevadas a cabo, sino por puro azar o porque debía ser así.

Me temo que esta situación social colectiva se ha adueñado del espíritu de gran parte de la población venezolana.

¿ Indefensión aprendida ?

“Es cierto que la bolsita CLAP cada día es más exigua, pero Josefina del Carmen me dice Antonio (que antes de Maduro ganaba bien con su carretilla en el mercado municipal de Chacao), la alarga con otro kilito de harina que compra en el negocio del portugues de al lado, porque peor mi hermano es que lleguen los chamos, esos que llaman los colectivos y en sus motocicletas, grandes y ruidosas nos lleven todo por delante.

Además, no nos podemos olvidar que la última vez que nos rebelamos, mejor dicho, la última vez que salimos todos para la calle a protestar, la policía aceleró las jeepetas y a muchos del barrio atropellaron y hasta dejaron cojo al hijo de la señora Maria.

No, mejor nos quedamos tranquilos y no nos ponemos a inventar, así es como nos dice la gordita, la que anda con el pelo rojo, esa que llaman la jefe de calle, que mejor nos quedamos tranquilitos y que así nos vemos mas bonitos, pero la señora Juana, la morena alta, le decía a la jefe de calle que ya con la bolsita Clap no se llega ni a cuatro días y la gordita, le respondía que era por culpa de los gringos y ahora por unos malandros en Europa que quieren poner preso a Maduro.

No obstante la represión, las mentiras, las bolsas clap donde meten algo que se parece a unos alimentos, en oportunidades con insectos en las harinas y en los granos, la población, la gran mayoría consciente de su situación de inferioridad social, prefiere seguir el mensaje de la gordita, la jefe de calle, en oportunidades directo y en oportunidades subliminal, de que el aceptar la indefensión, es preferible y no arriesgar lo poco que les queda como es el respirar, y hasta eso ya con dificultad.

Todo parece indicarnos que ya entramos en modo “estado de indefensión aprendida”.

Raúl Ochoa Cuenca, en Anfi del Mar el 3 de marzo del año 2024

Sobre el autor: Raúl Ochoa Cuenca es abogado con doctorado en Derecho Internacional Público y un post grado en Economía para el Desarrollo.

El Velero De Papel forma parte de la estructura multimedia creada por Alberto Betancor, para más información de Blogs, canales de YouTube y mi Web, de dejo los link a continuación.

Sitio Web central 

✅Blog de cultura general: 

✅Canal de YouTube:

Blog de Ajedrez:

Canal de YouTube de ajedrez:

Blog Jurídico: 


Comentarios

Publicar un comentario